sábado, 26 de septiembre de 2015

Uribistas en libertad para apoyar candidato a la gobernación

Iván Aguilar
Bucaramanga.- El  excandidato a la gobernación de Santander, Iván  Fernando Aguilar Zambrano dio a conocer una declaración a propósito del fallo  del Consejo Nacional Electoral que le anuló la inscripción  como aspirante al primer cargo de Santander por el centro democrático. 
El CNE determinó que Iván Aguilar incurrió en doble militancia, al haber sido elegido diputado por la U y haberse inscrito como aspirante a la gobernación como candidato uribista (Centro democratico) El documento dice en algunos de sus apartes más importantes:  
Ante el fallo del Consejo Nacional Electoral, proferido en la ciudad de Bogotá, que revoca mi inscripción como candidato a la Gobernación de Santander por el Centro Democrático, me permito comunicarle al pueblo santandereano lo siguiente:
Como político, me debo al pueblo uribista de Santander y me duele no poder representarlo en las urnas cuando elijamos al próximo gobernador de nuestro departamento.
Incluso me sometí a que el Partido de la U, una organización política creada en su momento bajo la figura de Álvaro Uribe, me expulsara públicamente cuando su derrotero ideológico cambió, porque prefirió transitar los dulces caminos de la ‘mermelada’, en lugar de mantener la línea de acción que la inspiró.
Preferí ese rechazo, que incluyó la demanda fallada ayer, antes que claudicar en mis convicciones. Lo dije entonces, y lo reitero hoy: me siento honrado porque mi expulsión de La U y mi revocatoria como candidato a la Gobernación hayan sido el resultado de mi lealtad con unos ideales.
Tras varios recorridos por Santander, pude construir una propuesta sensata y viable, con asesores de primer nivel, que inspiró credibilidad suficiente en las bases del Partido y en una amplia mayoría de sus dirigentes. Después de una reunión con el Directorio Departamental, el Presidente Uribe me presentó en la convención del 08 de julio para que fueran los miles de asistentes de aquel encuentro quienes me ungieran, con su respaldo, como candidato a la Gobernación.
Desde entonces, todo fue trabajo, trabajo y más trabajo. Recorrí varias veces el Departamento sin recibir un peso del Partido, lo que nunca me importó realmente, pues en lugar de esperar recursos, he puesto todos mis ahorros para apoyar las causas electorales del uribismo y el sostenimiento de espacios como esta casa.
Me movió hasta aquí mi convencimiento de que podíamos ganar. Así quedó claro en muchas reuniones del directorio departamental, cuya mayoría siempre fue solidaria con mi campaña. Alcanzamos el respaldo de candidatos únicos a las alcaldías en mi natal San Gil, en Sabana de Torres, en Málaga o en El Playón, sólo para mencionar algunos municipios; y conformamos listas con opción real a la Asamblea y a decenas de concejos municipales.
No hay consenso en el Centro Democrático para apoyar de forma unificada alguna de las candidaturas a la Gobernación.
Ninguno de los candidatos que queda en contienda está en condiciones de consolidar el respaldo pleno del Centro Democrático a su aspiración.
A diferencia de algunos uribistas de cartón que no hacen partido y no tienen un voto, el año pasado no fui yo quien salió corriendo a anunciar en las redes sociales comités de apoyo a Peñalosa, para descalificar cobardemente al doctor Óscar Iván Zuluaga como candidato presidencial, cuando el aspirante verde ganaba alguna encuesta.
Reconozco, eso sí, el respeto y la cordialidad que a lo largo de estos meses tuvieron conmigo los candidatos Leonidas Gómez Gómez, Holger Díaz Hernández y Didier Tavera Amado. De los tres, recibí muy cálidos saludos de solidaridad y admiración tras el fallo del CNE.
La mayoría quiere libertad.
En concordancia con lo expuesto, solicito abiertamente a las directivas del Partido, que se les permita a nuestros dirigentes escoger libremente el candidato a la Gobernación de su preferencia.
En el Centro Democrático debe primar la sensatez, pero también la independencia y el respeto por el pensamiento libre, autónomo y crítico. La democracia que defendemos sólo es posible si se reconoce lo trascendental de esos principios.
Bucaramanga, 25 de septiembre de 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...